viernes, 5 de febrero de 2016

DIALOGABA Y DIALOGABA

Basado en un cuento de Max Aub

Dialogaba, y dialogaba, y dialogaba, y dialogaba, y dialogaba, y dialogaba, y dialogaba. Y venga dialogar. Aquel político no hacía más que dialogar, y dialogar, y dialogar. Estuviera donde estuviera, venía y empezaba a dialogar. Hablaba de todo y de cualquier cosa, lo mismo le daba. ¿No votarle por eso? Hubiera sido igual. Hasta en el baño: que si esto, que si aquello, que si lo de más allá. Le metí la toalla en la boca para que se callara. No murió de eso, sino de no dialogar: se le reventaron las falacias por dentro.

Manu Fer-Galiano 


 

lunes, 1 de febrero de 2016

MI CARRERA FILOLÓGICA

Ese momento en que todo tu cuerpo,
tu corazón y tu cerebro se alinean
para decirte: corre.

No pienses, solo corre,
ve detrás de ella.

Desconozco la velocidad a la que se crean las ideas,
la chispa que enciende en tu cabeza
sonidos mentales de aguda métrica,
de precisión milimétrica en milésimas,
para que lo que vuele por tu mente sea su imagen,
su belleza y su mirada, su sonrisa y sus perlas.


Pero sé que esa presteza,
esa rauda decodificación gramática
ese ligero despeje de la incógnita,
esa comprensión semántica de mi lengua interna,
se debe a ella.

Y si eso no es amor,
desconozco toda mi carrera filológica.


Manu Fer-Galiano
Paris, 1957 - by Sabine Weiss.