miércoles, 7 de junio de 2017

CONTAMÍNAME

Contamíname, Madrid, 
                                      en mis noches más bohemias,
en las tardes de verano caluroso,
sentado en la terraza de mi folio,
con algo de alcohol 
                                 y vitaminas.

Contamíname, Madrid, 
                                       cuando te beso
y me despedido de ti y me doy la vuelta
y camino hacia mi casa en soledad,
mientras 
                veo
                        que
                                te 
                                      alejas.

Contamíname, Madrid, 
                                      con tu aurora
y tus gentes sin destino en los comercios,
malgastando lo poco que les queda de envidia,
para vestirse como otros 
                                        y ser como ninguno.

Contamíname, Madrid, 
                                      con tus modales,
con todos tus peinados y camisas.
Y ponme las gafas de aroma a quemado,
a taxi del infierno, a prisas sin causa,
a monumento 
                        y tráfico.

Contamíname, Madrid, 
                                       en esta noche incierta
y lléname de humo las palabras,
bórrame el recuerdo y difumina mi memoria.

Contamíname, Madrid,
                                      con tu dióxido,
si por mi culpa 
                          la olvido
y me oxido 
                    por dentro.


Manu Fer-Galiano


Jeremy Mann - NYC

lunes, 1 de mayo de 2017

ROMANCE DEL PRISIONERO

Que por mayo era, por mayo,
cuando hace la calor,
cuando los trigos encañan
y están los campos en flor,
cuando canta la calandria
y responde el ruiseñor,
cuando los enamorados
van a servir al amor;
sino yo, triste, cuitado,
que vivo en esta prisión;
que ni sé cuándo es de día
ni cuándo las noches son,
sino por una avecilla
que me cantaba el albor.
Matómela un ballestero;
déle Dios mal galardón.

Anónimo.



Imagen: Egon Schiele.

 

martes, 25 de abril de 2017

ODA A LA HAMBURGUESA

Oh, abrazado orbe de carne al punto,
ménage à trois de comida redonda.
Tú, que no estás ni a izquierda ni a derecha,
sino en el centro de mi boca y de mis manos,
de mis pensamientos y mis necesidades.

Te busco por el desierto de las ciudades,
un viernes cualquiera como amante
y solo quiero besarte con el alma bien abierta,
paladear todas tus letras, pronunciarte,
y que me salpiques de vida la salsa
y el cielo de mi boca.

Tú que estás entre dos panes como piernas,
vegana o carnívora, inequívoca, voy a devorarte
en esta noche a luna abierta,
me cuestes lo que me cuestes,
dame la felicidad y el consuelo del que sabe
que tu sabor es lo único que me llevaré a los labios 
en esta noche de lluvia
y de manos sucias por tocarte.



Manu Fer-Galiano

Imagen: Joey Pasko

miércoles, 29 de marzo de 2017

JUNCO SECO

 [...] "Si a vuestra vida un día llegase el huracán,
si hoy llegó el huracán a vuestras vidas,
respirad en su furia con quietud, honradamente,
y esperad.
Ahora, más que nunca,
sed flexibles,
sed junco, aroma, luz".
Antonio Colinas, Si a vuestra vida algún día llegase el huracán.

Que por qué digo lo que digo, amor,
eso no puedo saberlo.

De dónde viene el primer verso
es lo mismo que preguntarse:
de dónde proviene el universo.

Que por qué hago las cosas que hago, amor,
solo mi poesía lo sabe,
solo si me miro en el espejo,
solo si contemplo mi teatro y mi obra;
y solo soy consciente de lo que deshago.

Solo cuando 
ni me miro ni me escucho ni me arropo ni me abrazo
soy capaz de percibir el viento.

Solo cuando llega el huracán soy junco.
Junco seco que me rompo. 


Manu Fer-Galiano 

Imagen: Richard Vergez
 

martes, 28 de marzo de 2017

Elegía a Ramón Sijé de Miguel Hernández

Elegía de Miguel Hernández con una dedicatoria muy especial y una de las mejores de la literatura, por el gran misterio que entraña en sí misma: 

"En Orihuela, su pueblo y el mío, se
me ha muerto como del rayo Ramón Sijé,
con quien tanto quería".


sábado, 25 de marzo de 2017

DOS POEMAS DE ANTONIO COLINAS

Hoy ecribo sobre uno de los poetas contemporáneos que más admiro, Antonio Colinas, con quien tuve el placer de pasar una mañana muy agradable a pesar del tiempo intempestivo de aquel día. Para que lo conozcáis brevemente y disfrutéis de la calidad de su poesía y también su persona, pues como él mismo señala: su poesía es su experiencia vital; y la poesía es vida, os dejo aquí un par de poemas suyos.

Que los disfrutéis ;).


 
SI A VUESTRA VIDA UN DÍA LLEGASE EL HURACÁN

Me pedís que os diga cómo sois,
a mí, que con la luz os definí;
a mí, que como a luz os contemplé.
Nada debiera haber más allá de la luz,
de esa luz vuestra.


Me pedís que os diga cómo sois,
hoy, que os extraviasteis por las salas
de un aeropuerto
y que, al andar, me pareció que ángeles
os iban alejando de mí,
más allá aún de mí.


Me pedís que os diga cómo sois,
cuando esta noche larga he velado
pensando en cómo sois,
pensando en cómo soy,
y en vuestras manos con nieve,
y en vuestros ojos con noche.
No os diré cómo sois, pues simplemente sois.



Sólo quiero, por eso,
deciros lo que habréis de recordar:
recordad y salvad vuestra quietud;
si en el norte, a la sombra temlorosa del álamo;
si en el sur, en la brisa del naranjo;
recordad cómo pasa el huracán
por el junco, y el junco no se inmuta,
y el junco no padece.
Porque el junco es flexible.



Esperad y sembrad
como siembra el viento las estrellas,
pues llegará el otoño de los frutos.
Si mantenéis en calma la mirada,
su aun en la luz sois claros,
sed muy flexibles, respirad con paz
como la luz respira.
Ni el junco, ni el aroma, ni la luz,
se quiebran.



Si a vuestra vida un día llegase el huracán,
si hoy llegó el huracán a vuestras vidas,
respirad en su furia con quietud, honradamente,
y esperad.
Ahora, más que nunca,
sed flexibles,
sed junco, aroma, luz.





LA VISITA DEL MAL

Hoy hemos recibido la visita del mal,
pero hemos decidido acogerlo
como a huésped fecundo.
Llegó el mal de repente, como cepo o veneno,
y le hemos abierto
de par en par la puerta de la casa.


Como siempre, el mal
viene ciego, desnudo, sin razón,
y aunque perros y gatos han salido huyendo,
conservamos la calma plenamente
y lo hemos conducido hasta el jardín.
Allí, el dulce día, el sol tan fuerte,
abrasaban las llagas y pesares,
resecaban la sangre en las heridas,
borraban el espeso hedor del aire.


Nos ha llegado el mal como un cuchillo airado
en sótanos de sombra,
mas casa y corazón están abiertos.
Una vez más tuvimos que poner
amor donde el amor no se encontraba.
Y no hay mordaza, dardo, aguja, hiel
que no pueda fundir la hoguera musical
que, de monte a monte, hoy propaga el otoño.


He entrado unos momentos en la casa
para sacarle el pan y la bebida
al huésped iracundo.
Quise alegrarle el corazón, poner
un poco de calor en su cara de hielo.
Con sosegada paz volví al jardín
para abrazar el mal, pero no pude,
pues lo encontré caído y moribundo
de luz y de silencio entre la hierba.



Hoy hemos recibido la visita del mal,
mas pronto hemos tenido que enterrarlo
debajo del naranjo y de su aroma,
donde zumban las abejas.
A solas nos tuvimos que beber
el vino que sacamos para el huésped,
el dulce vino del más hondo olvido.

martes, 21 de marzo de 2017

jueves, 9 de marzo de 2017

LAS LUCES DE LA NOCHE

Quiero ser un cuadro de Pollock,
todo obra, en toda perspectiva.

Quiero contemplarme en la bola de Escher,
en un poema lleno de sentido
de ritmo, de símbolos, de arena.

Quiero ver los colores de Madrid,
las luces de la noche,
por encima de toda soledad.

Quiero ver el éxito de mis esfuerzos,
no quiero ver la desilusión de mis fracasos.

Pero sé que la vida es un círculo perfecto
y que en la naturaleza también hay incendios.




Manu Fer-Galiano

Imagen: La bola de Escher.

Imagen: Jackson Pollock.

martes, 28 de febrero de 2017

ARACNE

 Dedicado a la "Aela".

La última vez que la vi le regalé un dedal.

Ella se dedicaba a coser a la familia
y recibió a la postrera sombra
hilando las redes de sangre nacida,
tal y como ella siempre quería.

La última vez que la vi
sentí la fuerza de sus manos en las mías,
como una niña pequeña
que no se quiere separar de su compañía,
como una tejedora que tira de una rueca.

Y ahora, abuela,
aunque ya no me oigas,
aunque ya no me veas,
no se cortará el hilo de mi memoria
que enlaza tu voz,
                              tu mano,
                                              tus telas,
                                                              tu vida.





Manu Fer-Galiano

Imagen: Belén de Castro Resina

lunes, 20 de febrero de 2017

MI DOPPLEGÄNGER

He asesinado a mi conciencia,
por descubrir el cuadro de mis desgracias y mis vergüenzas.
He matado el nervio de mi memoria,
borrón y cuenta nueva,
y he firmado la obra en blanco.

La he colgado en el museo de mis galerías internas,
y solo entra la mujer de la limpieza,
para quitar el polvo del marco del olvido
y lo hace a oscuras, para no contemplar los horrores,
que reflejan mi imagen, pero no semejan con mi aspecto externo,
mi dopplegänger. 

Manu Fer-Galiano

Imagen: Henrietta Harris

martes, 3 de enero de 2017

QUE LA VIDA ES UN TRAGO

Mientras me bebo este café,
deliciosamente amargo,
escribo estos versos en mi mente
y pienso en que la vida es un trago
y en que tú me lees.


Mientras saboreo los amargos restos de mi boca,
pienso en por qué lo pido para llevar,
en por qué todo este marketing y este azúcar.
Y entonces soy feliz.


Porque no hay tiempo que perder
y el camino es largo.
Y porque las penas me las bebo en poemas cortos.



Manu Fer-Galiano

 

domingo, 18 de diciembre de 2016

SEXÁMENES

Vente a mi casa, cariño, que está sola
y hacemos el amor sobre exámenes de lengua
y corrijo las faltas sobre los lunares de tu espalda
y respondo correctamente a los besos de tu boca
y te pongo nota con suspiros en la oreja.

Saquemos en gemidos la matrícula,
pintada con el boli de las luces rojas,
con las caricias de preguntas y respuestas,
que yo te hago y que tú contestas,
en los márgenes del folio de la cama.


Manu Fer-Galiano

Imagen: Toulouse Lautrec
 

viernes, 11 de noviembre de 2016

PARAR LA VIDA

"[...] que si no, no me entero",
Platero y tú, Cigarrito.

Escribir es bajarse del tren en marcha;
parar la vida.

Detengo por un segundo eterno,
el torrente irrefrenable del tiempo
y ordeno mis pensamientos, amor,
porque si no, no me entero.

Manu Fer-Galiano 

Imagen: Tom Haugomat

domingo, 6 de noviembre de 2016

GRITO MI PENA

Grito de flamenco,
desgarro de voz gitana
por mis venas.

Lamento de guitarra y cuerdas rotas,
quejido de mi lengua materna
y unas palmas que arpegian mi pena.



Manu Fer-Galiano


Imagen: Yoco Nagamiya

sábado, 17 de septiembre de 2016

EL CIELO DE MI VENTANA


El cielo de mi ventana
se abre con un verso,
escrita entre palabras y sonidos.
Me apoyo en el alféizar de sus rimas
y siento la felicidad de sus nubes
y el beso que me abre al infinito
infinitivo amor de sus labios.



Manu Fer-Galiano

miércoles, 24 de agosto de 2016

MICROCLIMA

Existe un microclima
en el valle de tu entrepierna.

Deslizo el dedo entre montaña y montaña
hasta las olas espumosas de tu cala.

Y cuando mi barco atraca en tu puerto,
guiado por el faro de los sentidos,
siento excitación de oírte imitar
el sonido del roce del viento con las velas,
que acompaña el vaivén del ruido de las olas.

Y forman juntos la música del mar de mi sucia memoria.


Manu Fer-Galiano 

Imagen: Sammy Slabbinck
 

martes, 23 de agosto de 2016

SON TRES FRASES

Sed felices.
Disfrutad la vida.
No os preocupéis
por banalidades y nimiedades absurdas,
que carecen de importancia:

Son tres frases 
que solo tienen un verdadero sentido,
solo cobran auténtica relevancia,
cuando les rodea la pérdida
de algún ser querido.


Manu Fer-Galiano 


miércoles, 20 de julio de 2016

MENTORES

Camino por la calle bajo la luna llena,
entre escombros de libros y polvo en la basura,
suenan mares de fondo a kilómetros por hora:
es la música del barrio y su baile es mi sombra.

Camino con paso certero hacia mi ansiada plaza,
donde poder regozarme de felicidad y enseñanza,
donde contar mis experiencias y aprender de las suyas;
quiero crear notas de amor por la nostalgia.

Caminando entre lobos me encontré a dos mentores
que me contaron su historia y me inspiraron.
El renacimiento de Sixto Rodríguez 
y la venganza de Charlie Parker.

Parker me enseñó que en el sendero opositor
muchas veces te verás hundido,
pero no hay que caer con fuerza sino levantarse
con aún más ánimo y practicar para ser el mejor.

De Rodríguez aprendí de su silencio,
que tarde o temprano te llega el reconocimiento;
nunca es tarde para la esperanza.
Pero mientras tanto, debo trabajar con mis manos.

Mientras busque mi meta,
debo seguir manchándome de tiza y sudor
en este eterno montón de duro trigo
que es la educación.

Manu Fer-Galiano