jueves, 30 de abril de 2015

LA DESESPERANZA

Sueños de desesperanza y un amor en la balanza equivocada,
la de la vida por las ramas sin hojas,
no la de los senderos sin surcos,
no la de los peldaños hacia la gloria,
hacia el orgullo de cualquier persona.

Pisadas en la noche más profunda de mi sueños,
mis caras en espejos en ruinas,
veinticuatro ayeres hasta ahora.
Y versos por todas partes,
y ritmos con engranaje
sin aceite, pero con la conciencia de bitácora,
de cuaderno de vida.

Manu Fer-Galiano

BEQUILA

Tú me haces salivar,
sal y limón en la barra.
Tus perlas brillan,
deslumbra tu mirada.
Rozamos el cristal,
el frío líquido nos besa
transparente con sabor ardor,
recorre nuestras lenguas y gargantas,
este fuego fatuo
que le falta a un capullo como yo,
para la metamorfosis de las libélulas.

Sabemos 
que lo nuestro dejará huella en el estómago.
Y nos besamos como un tequila,
al ritmo de una noche cualquiera,
como dos desconocidos
cómplices de su ceremonia.

El ácido no es del limón 
y la sal mantiene nuestras miradas
                                                     congeladas 
en el tiempo de un poema.

Manu Fer-Galiano

martes, 28 de abril de 2015

LA NOCHE DE DÍA

El ruido sin sonido del reloj,
el tambor del segundero 
en medio de unos ojos sin luz,
unas pestañas profundas.

El tiempo en el descuento,
los segundos, los minutos, las horas,
breve, leve el día de noche
y la noche de día.
Rumores en la mente insostenibles,
dientes apretados por bruxismo.

Cuadernos, folios, hojas de apuntes
bajo el polvo del abismo.
Un rumor constante,
los árboles con su follaje
sin un sol cálido y amable,
ahora crepúsculo, ya de noche.
Ya los sueños impertinentes de la razón.

Y otro día más y otra muerte menos.
Y siempre el mismo silencio,
y siempre el mismo ruido.

Manu Fer-Galiano

LIMERENCIA

La típica historia de esa chica desconocida
en un día festivo en la ciudad de Madrid,
dentro de una librería,
sabor de un aliento y un hogar.
El tacto de una portada poética de amor,
quizá de García Montero.
La clásica anécdota mitológica
de esa chica de aroma a mano sobre mano
en el lugar del libro
de tus ojos.

Esa historia no es la mía ni la de ninguno.
Mi historia se narra en un bar,
entre cervezas y vasos vacíos,
pero coincidieron esa noche a la vez
sus labios con los míos.

De los peores tragos, las mejores sonrisas,
desde aquel día vivo limerencia.

Manu Fer-Galiano

INSTANTES


Jorge Luis Borges



Si pudiera vivir nuevamente mi vida.
En la próxima trataría de cometer más errores.
No intentaría ser tan perfecto, me relajaría más.
Sería más tonto de lo que he sido, de hecho
tomaría muy pocas cosas con seriedad.
Sería menos higiénico.
Correría más riesgos, haría más viajes, contemplaría
más atardeceres, subiría más montañas, nadaría más ríos.
Iría a más lugares adonde nunca he ido, comería
más helados y menos habas, tendría más problemas
reales y menos imaginarios.
Yo fui una de esas personas que vivió sensata y prolíficamente
cada minuto de su vida; claro que tuve momentos de alegría.
Pero si pudiera volver atrás trataría de tener
solamente buenos momentos.
Por si no lo saben, de eso está hecha la vida, sólo de momentos;
no te pierdas el ahora.
Yo era uno de esos que nunca iban a ninguna parte sin termómetro,
una bolsa de agua caliente, un paraguas y un paracaídas;
Si pudiera volver a vivir, viajaría más liviano.
Si pudiera volver a vivir comenzaría a andar descalzo a principios
de la primavera y seguiría así hasta concluir el otoño.
Daría más vueltas en calesita, contemplaría más amaneceres
y jugaría con más niños, si tuviera otra vez la vida por delante.
Pero ya tengo 85 años y sé que me estoy muriendo.

lunes, 27 de abril de 2015

NOS CONOCIMOS EN UN BAR

Nos conocimos en un bar
y nunca antes probamos tan bueno licor.
Tiene mérito por nosotros,
porque hemos luchado contra nosotros,
por nosotros mismos.
Nos hemos dado la oportunidad
de olvidarlo todo
y de empezar de nuevo.
De emprender un viaje juntos
que nunca acabe
y que sea perfectamente imperfecto.
Hemos retorcido el cero.
Nunca en un antro encontré mejor
humor entre perlas destilado.

Un perfume que no puedo olvidar,
un color que me enamora,
unos labios que me besan el recuerdo.


Manu Fer-Galiano

sábado, 25 de abril de 2015

MONOTONÍA


Constantino Cavafis

A un día monótono otro
monótono, invariable sigue: Pasarán
las mismas cosas, volverán a pasar -
los mismos instantes nos hallan y nos dejan.
Un mes pasa y trae otro mes.
Lo que viene uno fácilmente lo adivina:
son aquellas mismas cosas fastidiosas de ayer.
Y llega el mañana ya a no parecer mañana.

¿ASÍ QUE QUIERES SER ESCRITOR?


Charles Bukowski
Si no te sale ardiendo de dentro,
a pesar de todo,
no lo hagas.
A no ser que salga espontáneamente de tu corazón
y de tu mente y de tu boca
y de tus tripas,
no lo hagas.
Si tienes que sentarte durante horas
con la mirada fija en la pantalla del ordenador
o clavado en tu máquina de escribir
buscando las palabras,
no lo hagas.
Si lo haces por dinero o fama,
no lo hagas.
Si lo haces porque quieres mujeres en tu cama,
no lo hagas.
Si tienes que sentarte
y reescribirlo una y otra vez,
no lo hagas.
Si te cansa sólo pensar en hacerlo,
no lo hagas.
Si estás intentando escribir
como cualquier otro, olvídalo.

Si tienes que esperar a que salga rugiendo de ti,
espera pacientemente.
Si nunca sale rugiendo de ti, haz otra cosa.
Si primero tienes que leerlo a tu esposa
o a tu novia o a tu novio
o a tus padres o a cualquiera,
no estás preparado.
No seas como tantos escritores,
no seas como tantos miles de
personas que se llaman a sí mismos escritores,
no seas soso y aburrido y pretencioso,
no te consumas en tu amor propio.
Las bibliotecas del mundo
bostezan hasta dormirse
con esa gente.
No seas uno de ellos.
No lo hagas.
A no ser que salga de tu alma
como un cohete,
a no ser que quedarte quieto
pudiera llevarte a la locura,
al suicidio o al asesinato,
no lo hagas.
A no ser que el sol dentro de ti
esté quemando tus tripas, no lo hagas.
Cuando sea verdaderamente el momento,
y si has sido elegido,
sucederá por sí solo y
seguirá sucediendo hasta que mueras
o hasta que muera en ti.
No hay otro camino.
Y nunca lo hubo.

jueves, 23 de abril de 2015

MONOTONÍA

Todos sabemos que la monotonía
es un tono monocromo,
monopolio de la desgana
y monotema del tomo
de la vida.

¿Pero cómo se cura?



Manu Fer-Galiano

martes, 21 de abril de 2015

RECUERDO EN EL MAÑANA

A Carlos Ortiz

La muerte siempre que nos han contado
su vivo recuerdo en mi mente triste.
Vino ella y le tendió su mano; existe.
En paz, por fin, descansa y ha ganado.

Innato luchador que recompensa
el que se lleva siempre a los mejores.
Me consuelo pensando vencedores
a aquellos que la vida lleva intensa.

Del agua fuimos, agua caminamos
y el río nos encuentra, cara a cara,
recuerdo en el mañana fiel que queda

y nostalgia de todo lo que amamos.
Yo pensaré que el tiempo blanco aclara,
mañana monumento que se hereda.

Manu Fer-Galiano.

sábado, 18 de abril de 2015

ANUNCIO

Busco papel en blanco
que vista medias
tintas.
Ni muy corto ni muy largo.
Urge escribir con rimas,
poemas y lo que surja.

Manu Fer-Galiano

POSESIVOS

Poco a poco
te fuiste asentando en mis pronombres
posesivos;
de estar en ti llegaste a mí.

Yo era una preposición
sin complemento;
nada circunstancial,
sino de amante,
con un vibrar,
con besos
y contigo.


Manu Fer-Galiano

LEVANTARSE

Incluso estando a bajo cero,
con la autoestima por los suelos,
debes saber que existe, al menos,
una razón
para levantarse todos los días:

ir al baño.

Manu Fer-Galiano

jueves, 16 de abril de 2015

OPTIMISMO

Lucilio, "Optimismo".

No pienses que a la ida
el viento o la corriente irán en tu contra.

Piensa en la vuelta,
cuando irán a tu favor.


Manu Fer-Galiano.



miércoles, 15 de abril de 2015

ONDAS

Gotas de métrica,
aromas de rimas,
frascos de estrofas,
sonidos que brotan
de gotas, de aromas, 
de frascos, sonidos
de métrica, rimas y estrofas.


Manu Fer-Galiano






Tweet: Blog de poesía Mis armas, mis razones por @Manu_FerGaliano http://ctt.ec/L1x3n+

jueves, 9 de abril de 2015

EL CUERVO

A veces en la vida
y después de unos tragos
debo convertirme en un cuervo
y piar
"never more".


Manu Fer-Galiano

LA CAMISA

Llevo la camisa cerrada hasta el último botón,
mientras lo cierro pienso en los susurros,
todos los secretos que no cuento,
todo lo que quiero esconder
y mostrar ante este público de letras.

Bajo mi cuello escondo un cisne,
ropas viejas de aire amargo,
café caliente y miel,
mi voz vibra constante.

Tengo esta manía mía,
busco detalles en las sonrisas,
a vueltas con las mangas
no con la vida,
el norte está en tu brújula
y tú estás en mi cabeza.

Doy un último vistazo a mi reflejo,
me coloco y me miro el cuello
con la voz del que escucha
y la suerte del que lucha.

Manu Fer-Galiano.