jueves, 4 de diciembre de 2014

RECORDANDO VERSOS

Sé que viniste un sábado a mediados de noviembre.
Yo siempre tan triste cuando empieza septiembre.
Con los ojos cerrados recordando versos,
tengo siempre que ordenarlos sobre besos.

Esto no es poesía, ni rap, ni acapella,
esto es mi corazón iluminado por la vela,
que reluce el surrealismo de Aleixandre,
un hijo de la ira y su padre Dámaso.
Si vivo feliz es gracias al parnaso,
enajenado de lo ajeno del enjambre;
vivo del simbolismo al igual que Mallarmé.

No soy poeta que va de postureo,
ya he encontrado a quien me ame.
Soy feliz en el sitio de mi recreo.
Odio el olvido y por eso escribo dame,
siempre, inteligencia el nombre.
El lobo es lobo, el hombre es hombre.

Manu Fer-Galiano