miércoles, 27 de mayo de 2015

ENSOÑANDO

Si la felicidad existe tiene forma de tiza
es blanca y sirve para ensoñar.

Si la amistad existe tiene lugar en un aula
entre risas, cafés y muchas horas dialogadas.

Creo que aprender es la nostalgia,
cuando acabas,
que una parte de ti se queda allí con ellos,
con ella, con él.
La otra parte la guardo en lo más profundo,
de mis libros de la vida,
de mis apuntes de recuerdos,
de mis folios de sorpresas,
oraciones subordinadas.

La felicidad se palpa y se pinta y se borra,
con palabras, con errores, con aciertos
en una pizarra.

Mi felicidad está donde están ellos
y allí estoy yo,
tratando de explicarles lo que es la vida.


Manu Fer-Galiano