LLUEVE EN MADRID

La lluvia en Madrid provoca inundaciones.
Se crea un mar de
(verdes, negros, rojos... todos los colores;
con estampados de animales,
de corazones, de lunares y a cuadros;
más grandes, más pequeños)
horteras telas impermeables.
El nivel me llega por la cabeza.
Y es peligroso porque no te ahogas,
pero algunas están rotas
-asoman las varillas-
y las señoras no las saben manejar.
Además,
nadar en este maremágnum
no es tarea fácil, más bien, difícil.
Esquivo a la gente a contracorriente.
Por eso yo prefiero mojarme
y sentir la lluvia en mi cabeza,
haciéndole un favor al mundo.
Luego los encuentras
varados en la orilla de una papelera,
muertos -y es una pena-.
Así que no, gracias, no compro
paraguas a la salida de la renfe.

Manuel Fdez-Galiano

Manu Fernández-Galiano