ESCUCHAR

Mi madre me decía
"que a buen entendedor
pocas palabras bastan".

Como oír un ritmo
y saber que acaba.
Escuchar a medias
e inventar las sílabas.
Escribir palabras;
leer poemas entre líneas.
Escuchar tus labios
que nunca callan,
que me hablan y me cuentan
lo que quiero inventar.
Mi boca mira tus pupilas;
articulo letras.

Te entiendo,
a mí también me pasa.


Manuel Fernández-Galiano

Manu Fernández-Galiano