UN PROFESOR SIN ALUMNOS

Como un río sin agua y un boli sin tinta,
la pizarra sin tiza, la clase sin dudas,
ni estudiantes ni mesas ni sillas.

Un profesor sin alumnos,
un esquema sin contenidos,
una rima sin sílabas,
un verso sin ritmo.

Una estrofa sin principio,
un poema sin final,
unos apuntes sin estudiar,
y la nostalgia en todo este recuerdo
que labré con tiempo, felicidad
y esfuerzo.
Y me ha sido arrancado en un momento.

Manu Fer-Galiano 


Manu Fernández-Galiano