DEL TEATRO APRENDÍ


Y es que manejando luces
-imitando a un técnico en el tema-
de mis andanzas universitarias
algo vislumbré.
Yo sencillamente presté mi ayuda
y ésta volvió a mí,
volvió un poema al tiempo,
cuando al fin lo entendí
                                       todo.

Todos quieren ver

la luz al final del túnel,
pero no se han parado
                                    a pensar
que cuanto más te acercas al foco
menos ves lo que hay
                                   detrás.
¿Más oscuridad? ¿Más gruta?
¿Nuevas lejanas luces?

De cerca el faro te ciega,

de lejos es tu salida.
En el teatro, como en la vida,
la luz ilumina la escena,
hace posible la actuación.

Tras los focos nos observan

ojos que miran con ilusión,
pero ahí arriba nos ciega 
el frontal,
     la luz,
    el foco.

Manuel Fdez-Galiano

Manu Fernández-Galiano