martes, 27 de mayo de 2014

REFLEXIONAR

La práctica sin mente,
prácticamente,
lleva al practicante.

Manuel Fernández-Galiano Amorós