miércoles, 15 de octubre de 2014

TRÉMULOS MONUMENTOS

Aparte de musa tengo mesa,
masa cerebral
y, también, algo de amnesia
si estoy en misa.
Soy más de musa que de suma,
lo asumo al final.
Me asomo a las sombras
y a lo que somos.
Amaso las misivas silenciosas,
amistades y amor.
Soy más de mitos que de mates;
en mi mente moran
Homeros y no un tal de Mileto,
ni Anaximandro.
Soy más de Menandro y Moratín
padre y su Arte,
morir de risa mata la melancolía.
Adoro y muerdo a Mimnermo,
no solo a Solón.
Dulce manjar Los Carmina y Horacio,
carpe diem,
Propercio nocturno muchacho,
cómo no.

Admito el error de morir a manos 
de la música,
a manos de la mímica mística.
Y al menos,
amor por los mudos y trémulos
monumentos.

Manu Fernández-Galiano Amorós