martes, 3 de febrero de 2015

DUCHEMA

Me gusta ponerme música antes de entrar a la ducha
y desnudarme al ritmo de una poesía
delante de toda la nada
y con las rimas mirando.
Es algo así como Pulp Fiction,
pero delante de una hoja en blanco.

Me gusta sentir el calor de la tinta
limpiándome el alma a flor de piel
como una lluvia hacia adentro.

Me gusta escuchar música al salir de la ducha
y vestirme con la ropa de un acento
a ritmo de un espejo escrito en mi cuerpo
y asonancias internas que reflejan
mi estado anímico.

Manu Fer-Galiano.