LA CAMISA

Llevo la camisa cerrada hasta el último botón,
mientras lo cierro pienso en los susurros,
todos los secretos que no cuento,
todo lo que quiero esconder
y mostrar ante este público de letras.

Bajo mi cuello escondo un cisne,
ropas viejas de aire amargo,
café caliente y miel,
mi voz vibra constante.

Tengo esta manía mía,
busco detalles en las sonrisas,
a vueltas con las mangas
no con la vida,
el norte está en tu brújula
y tú estás en mi cabeza.

Doy un último vistazo a mi reflejo,
me coloco y me miro el cuello
con la voz del que escucha
y la suerte del que lucha.

Manu Fer-Galiano.




Manu Fernández-Galiano