lunes, 17 de febrero de 2014

CAFÉ SOSPESO

Escribo un café sospeso
lleno de tinta oscura,
para los que beben palabras
y disfrutan de su aroma a letra.

Para los que necesitan la poesía,
todas las mañanas,
a todas horas.

Manuel Fernández-Galiano Amorós