PERNOCTAN MIS RENGLONES

El cansancio me tumba los versos
me sienta en el metro
y me cierra los párpados
apoyado con la cabeza en un lado.

Me duerme los poemas,
mientras leo.

El sueño me pasa las paradas,
debo estar atento.

Se me desparrama el cuerpo soñoliento
en una silla en clase.
Y mientras tomo apuntes
pernoctan mis renglones.

Manuel Fernández-Galiano Amorós

Manu Fernández-Galiano