SALIR CORRIENDO

Huir huir salir corriendo
hacia ninguna parte
con la esperanza en el pecho 
de que todo saldrá bien.

Huir huir salir corriendo
y olvidar el sentido del ridículo.
Nos iremos lejos,
cerca de nuestra libertad.

Huir huir salir corriendo
y dibujar nuestro camino en versos
y no dejar de huella más que tinta
saltando entre estrofas de armonía.

Huir huir salir corriendo
felices los dos de estar atados
desatados de las cuerdas
viviendo en guerra color magenta.

Todo puede salir bien
nada nos indica la tormenta 
de hedonismo de las ilusiones
en el avión de la incertidumbre
de las nuevas experiencias,
excepto el horizonte.

Manu Fernández-Galiano