sábado, 20 de septiembre de 2014

ALETEAN LAS PALABRAS

Conoces esa sensación
de poseer algo muy valioso
que no puedes usar ni tan siquiera
tocar aunque solo fuera un rato.

Sabes que tienes algo 
que tienes que cuidar
cuando te falta y tu cuerpo
desprende una sensación parecida 
a la melancolía
que te hace soñar 
y que la tecnología
jamás podrá devolverte.

Aceptas que las personas son del mundo,
pero joder por qué tan lejos.

Amigos que echarás de menos,
así es la vida si lo piensas,
pero sabe tan injusta
y huele tanto a mar
que por dentro me aletean 
las palabras que quiero decir,
las bromas que quiero hacer,
los recuerdos que pensar,
los abrazos que necesito.

Manuel Fernández-Galiano Amorós