EL TIEMPO Y TÚ

No hay nada como huir
para querer volver corriendo.
No hay nada como el calor incierto,
la sensación de estar perdido,
sentirte solo, solamente juntos
el tiempo y tú. Bailar contigo mismo
sentir que el viento te despeina,
abrazar los labios de las olas,
no rendir cuentas por tus pisadas.
Entonces miro hacia adelante y siento pánico,
agacho la cabeza, pero pienso,
"hasta aquí has llegado".
Entonces, sereno, vuelvo a mirar mi camino.

Tengo el paraíso enfrente 
de mis ojos, pero me parece más bonito,
leer lo escrito, mirar las huellas, disfrutar 
del camino. Delante de mí 
el mar mece sus placeres,
pero llegar hasta este punto
no se puede describir ni con estrellas.


Viajero frente a un mar de nubes


Manuel Fernández-Galiano Amorós

Manu Fernández-Galiano